Características técnicas

Las Madres requieren de una cimentación previa. La cimentación deberá ejecutarse conforme al Proyecto y las instrucciones de la Dirección Facultativa. Sin embargo, para el montaje de este tipo de estructura, el acabado superior (ya sea losa, solera o forjado) deberá ser completamente plano, liso y a nivel.
En dicha superficie y perfectamente enrasadas con ella, se deben colocar tantas placas de acero como pilares tenga la estructura (habitualmente ocho), que recibirán mediante soldadura, sobre ellas, los pilares de la estructura principal (puede consultar ejemplos de construcción en la pestaña Procedimientos).

La siguiente figura muestra la distribución de dichas placas:

Las Dimensiones mínimas de las placas serán:
  Estructura de madera: 65×55 cms
  Estructura de acero: 60×55 cms
  Estructura de hormigón: 70×70 cms
La dirección más larga de la placa coincidirá con el sentido de los pórticos.

Para permitir el montaje se deberán colocar una placa auxiliar de 40×40 cms y unos elementos de sujección para enganchar los cables de tiro.

La fase de despliegue de la estructura conlleva ciertos movimientos de algunos de sus elementos, por lo que se requiere de una zona limpia de obstáculos, marcada en verde en las siguientes figuras. En tal superficie no debe disponerse ningún elemento que pueda interrumpir el deslizamiento de la estructura, como tuberías, huecos, arquetas, etc., que deberán ser dispuestas en otros lugares. Asimismo, es deseable dejar un espacio de unos 20cms. entre las placas y el borde de la losa.

Cálculo de la estructura

Las Madres cumplen con los requisitos normativos marcados en Eurocódigos, CTE y EHE, de modo que usted puede hacer la cubierta y los muros del material que desee, puesto que la estructura está perfectamente calculada para ello.
Las acciones consideradas son:
1. Carga permanente de 1KN/m2 + Peso propio de las vigas.
2. Carga de Nieve de 0,7 KN/m2.
3. Carga de viento de 0,4 KN/m2.
4. Sobrecarga de mantenimiento de 0,4 KN/m2.

Algunos ejemplos de dimensiones finales aproximadas para una casa serían:

Las naves industriales en acero son más versátiles, y permiten elegir las dimensiones en función de las necesidades: