Hormigón














El hormigón es el material por excelencia en la construcción de estructuras para edificios.


Presenta una excelente resistencia al fuego y unos bajos costes de mantenimiento. De los tres materiales, es el que ofrece un mayor peso propio, lo que puede representar una ventaja cuando se pretende aumentar la estabilidad estructural, así como la mayor estabilidad ante ataques químicos. Es excelente ante presiones de tracción o compresión, y dispone de una durabilidad elevada. De hecho, presenta un coste óptimo en relación a la vida útil que ofrece.



A cambio, sus elementos serán, a igualdad de resistencia, más pesados que otros análogos de madera o acero.

El material utilizado es un hormigón ligero estructural HLE-25/B/10/IIa, con correas rectangulares de hormigón armado.